INNOVACION: ¿Cómo transformar nuestras Empresas? Cuestión de pasión.

Publicado: 21 noviembre, 2009 en innovación
Etiquetas:, ,

El libro que nos ocupa hoy se trata de “INNOVACION” de Franc Ponti; libro que llegó a mí a través de Twitter y que cayó en mis manos en un momento de compra compulsiva en la librería Universitas de Badajoz. L

a mejor forma de resumirlo es explicando lo que Franc Ponti nos quiere transmitir y que resume excelentemente al final del libro:

“Antes, hacer empresa era tener una buena idea, saber ponerla en juego y mantenerla. Ahora, hacer empresa es posibilitar un constante flujo de talento, nuevas ideas y proyectos de innovación que nos permitan estar siempre al frente”

Para ello propone transformar nuestras empresas a través de la aplicación de 7 movimientos, movimientos en los que son continuas las referencias a los mejores pensadores sobre gestión de la innovación.

Estos 7 movimientos son:

1. RUMBO (saber a dónde queremos ir)

En donde nos introduce a que la innovación no debe ser una moda sino un aspecto estratégico de la empresa y como tal debe ser asumido por la Dirección. Corresponde a la dirección, con la participación de todos, el imaginar el nuevo futuro, el determinar el nuevo modelo de negocio y el establecer los ejes estratégicos de la innovación (arquitectura de la innovación)

2. EQUIPO (involucrar a todo el mundo)

El proceso innovador o transformador es algo de todos los miembros de la empresa, pero para ellos las personas deben ser formadas y aportarán al proceso en función de sus capacidades. La empresa tiene la obligación de proporcionar los espacios, las herramientas y los momentos de encuentros para que las personas puedan aportar su creatividad sin trabas.

3. CAMBIO (revolucionar las estructuras internas y el contacto exterior)

Las estructuras jerárquicas, burocráticas, departamentales y estancas, no permiten fluir la comunicación y las ideas innovadoras. Es necesario transformar (en línea con Gary Hamel en El futuro del Management) nuestras formas organizativas a estructuras planas, auto-organizadas y donde el individuo puede desarrollarse plenamente.

Organizaciones en donde las personas anhelen trabajar porque se sienten protagonistas y constructores de un proyecto único y diferente, es decir, que cuente con personas motivadas.

Organizaciones en las que no solo contemos con la inteligencia limitada de las personas que trabajan en ella, sino que estén abiertos (“open business”) a las aportaciones de cualquiera: clientes, centros tecnológicos, trabajadores, familiares de estos, etc.

4. TENDENCIA (anticiparnos al futuro, coolhunting)

Las organizaciones innovadoras deben ”recoger de forma sistemática, las tendencias sociales, tecnológicas, artísticas, económicas, etc, que, de alguna forma, están influenciando en lo que nuestra empresa hace o en lo que podría estar haciendo”

Pero, ¿cómo debe ser esta mirada?, Franc Ponti nos comenta que debe basarse en la ilusión, en ver lo que nos rodea de forma positiva y como fuente de inspiración, buscando conexiones entre lo que observamos pero desde un punto de vista práctico y asociado a nuestra actividad empresarial. Franc Ponti nos enfatiza el hecho de que la innovación surge de la reflexión, por lo que nuestros directivos deben implantar dentro de las organizaciones, momentos de reflexión acerca del futuro, momentos de desarrollo de la creatividad individual y colectiva, y donde se escuche lo que está fuera del día a día de nuestras organizaciones.

5. CREATIVIDAD (generar ideas disruptivas)

Si el proceso formativo y de cambio de cultura puesto en marcha se realiza de forma correcta, la organización está lista para generar ideas. Las ideas no surgen de la nada sino que son parte de un proceso divergente en dónde es de aplicación el pensamiento lateral promovido por Edward De Bono (“po”) y dónde Franc Ponti nos recuerda diversas técnicas para generar ideas: combinar incompatibilidades aparentes, sacudir los convencionalismos (IDEART, combinaciones al azar basadas en palabras aleatorias…), llevar lo analizado al extremo, el cuadrante mágico de Ben Schmidt (4 posibilidades para la innovación: oposición, integración, transcendencia y esencia). Lo importante del proceso divergente no es tanto la técnica usada sino generar el mayor número posible de ideas que sean sometidas a un posterior proceso de convergencia: análisis, selección y prototipos.

En cuanto a la selección, Franc Ponti, nos propone sus propios criterios y nos recuerda el método PMI de De Bono para seleccionar las ideas: Plus, ideas que nos parecen buenas y factibles a corto plazo, Minus las ideas flojas e Interesting, ideas locas pero prometedoras. Pero como resultado del proceso divergente es fundamental tener un prototipo, como herramienta tangible de la idea seleccionada.

6. PROYECTO (crear un continuum de innovación)

Franc Ponti lo considera el momento de la verdad, el momento en que la transformación se materializa. Por ellos recuerda sus fases de un proyecto: divergencia, convergencia, concreción, planificación, realización y evaluación, así como la importancia de disponer de las capacidades para su adecuada gestión.

Pero lo importante no es tener un proyecto sino tener la capacidad de tener un “pipeline” de proyectos con lo que las capacidades a incorporar en la empresa también deben estar las relacionadas con la gestión de la cartera de proyectos.

7. RESULTADO (sistematizar la innovación)

La empresa innovadora no solo debe cuidar el proceso innovador sino que debe evaluar en qué grado se está cumpliendo con los objetivos estratégicos que se han definido. Los directivos deben disponer de un cuadro de mercadeo que les permita conocer los objetivos buscados, los procesos innovadores puestos en marcha y los resultados obtenidos. Pero no debe obsesionarse con los resultados, lo fundamental es mantener el pulso renovador en nuestras empresas, mantener el “continuum” de innovación, mantener la motivación y la ilusión en las personas de la organización pues es la forma de conseguir la transformación innovadora que necesitan nuestras organizaciones.

En resumen, Franc Ponti, al igual que Gary Hamel, nos llama la atención sobre que la innovación solo es posible si cambiamos la forma de gestionar nuestra empresa. Necesitamos organizaciones que se adapten al cambio día a día, donde se trabaje con pasión y diversión, sin miedo a romper la manera en que siempre se hacen las cosas, donde las personas expresen todo su potencial y en doónde reine la PASION.

Anuncios
comentarios
  1. roberto jose dice:

    super el resumen. ademas de resumesn es lo mas importante y destacado del libro asi que sin miedo opte por el cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s