Archivo de Autor

¿qué es Lean? [LA-01]

Publicado: 2 octubre, 2012 en Lean Atelier

Te recuerdo que nos hemos mudado a leantelier.com aquí tienes el enlace al nuevo post ¿qué es Lean?

http://leanatelier.com/?p=252

Estaremos aquí hasta el 31 de Diciembre de 2012.

Sígueme por RSS en el nuevo blog

El blog En Transición se muda

Publicado: 13 septiembre, 2012 en Uncategorized
Después de tres años con el blog en transición en donde , con menos frecuencia de la esperada, dónde he intentado aportar mis reflexiones acerca de lo que sucedía en mi entorno profesional y social, he decidido reorientar mi presencia en la blogósfera.
Es mucho lo que he aprendido sobre blogs, internet, 2.0, social media, innovación y la vida en sí mismo durante estos tres años; pero lo principal es la necesidad de simplificar todo, de buscar la sencillez y agilidad, de ser más visual, de rayar el minimalísmo, de empezar hacer para contrastar las ideas…
Convencido estoy que esta forma de entender y estar en el entorno, facilita las relaciones sociales y económicas.
No confundir lo simple/sencillo (LEAN) con el “recorte” tan de moda en épocas de crisis, buscar lo simple/sencillo no debe estar reñido con el bienestar y la calidad, todo lo contrario busca su incremento y su reparto en justa medida.
Imbuido por ese espíritu de lo sencillo, creo que lo mejor es transformar el blog en una taller (ATELIER) donde os vaya transmitiendo lo que aprendo alrededor de éste nuevo concepto que cada día más me apasiona.
De ahí la elección del nombre Lean Atelier para el blog: el taller de lo sencillo, simple, sin desperdicio, delgado, magro…
LEAN ATELIER por tanto deberá convertirse en mi cuaderno de viaje hacia el LEAN (permitidme que use el término en inglés) y en podréis encontrar referencias, tal vez ya conocidas por muchos de vosotros, sobre: Lean Enterprise, Lean Manufacturing, Lean Startup, Desarrollo Ágil, Design Thinking, minimalismo… y en general todo aquello que me queda por descubrir alrededor del LEAN.
Espero que los que me seguían en transición, quieran acompañarme en esta nueva aventura; no prometo nada sólo compartir lo aprendido.
Gracias por estar leyendo esto y sígueme a partir de hoy en : leanatelier.com

La felicidad es interior

Publicado: 7 junio, 2012 en Fotos, Uncategorized
Etiquetas:,

La felicidad es  interior

1. Se identifican necesidades y expectativas personales.

2. Se generan impulsos o fuerzas motrices y se establecen objetivos.

3. Se seleccionan conductas y estrategias orientadas a la consecución de los objetivos.

4. Se realizan los trabajos, intentando conseguir los resultados esperados.

5. Se recibe información de retorno, recompensa y gratificación.

6. Se revaloran las necesidades y expectativas cubiertas.

7. En función de las satisfacción o frustración, se toman decisiones que afectan a la motivación.

 

Las decisiones financieras que efectúan las EBT entre las distintas fuentes de financiación dependen de su tamaño pero, por encima de todo, de la etapa de desarrollo (concepción/semilla –> arranque/start-up –> crecimiento/expansión à desarrollo/consolidación) en que se encuentran, la cual determina en cada momento diferentes niveles de información disponible acerca del proyecto frente a la comunidad inversora/financiadora y diferentes niveles de requerimientos financieros.

La evolución de estas decisiones a medida que la empresa innovadora se desarrolla y crece puede, por tanto, sintetizarse de la siguiente manera:

  1. En las fases de concepción y de puesta en marcha del proyecto, el alto nivel de riesgo del proyecto, la carencia de activos tangibles y la presencia de flujos de caja negativos conduce a la empresas hacia el “valle de la muerte”, del cual una de cada tres empresas no sale.
  2. En estas fases, los emprendedores agotan sus ahorros personales o de otras personas implicadas en el proyecto, y aquellas empresas que sobreviven procuran acceder a fuentes de financiación externa (deuda bancaria, programa de financiación públicos, inversores privados).
  3. La falta de una trayectoria empresarial y de garantías hacen que la financiación bancaria sea prácticamente inaccesible.
  4. Cuanto mayor es la “intensidad” tecnológica del proyecto de negocio, mayores son las habituales asimetrías de información que existen entre los emprendedores y las entidades bancarias, y, por tanto, mayor es la necesidad de capacidades específicas para la evaluación de las propuestas de negocio. Las entidades bancarias no siempre disponen de tales capacidades.
  5. En las fases de arranque y crecimiento inicial, el uso de crédito bancario puede, además, ser un limitante de la flexibilidad del flujo de caja de una empresa en crecimiento en determinados momentos debido a los compromisos de reembolso de la deuda (principal e intereses).
  6. Dado que en la fase semilla no tienen ingresos y a la vez requieren ingentes recursos de financiación para lanzar y desarrollar la empresa, los equipos promotores se plantean entonces la posibilidad de recibir capital externo.
  7. Los riesgos siguen siendo muy elevados, y los inversores potenciales exigen unos retornos prácticamente inaceptables para compensar el riesgo en esta fase. Si las expectativas de retorno son modestas, muy pocos inversores externos estarán dispuestos a proporcionar fondos al proyecto y la única opción factible para obtener recursos adicionales pasa por la financiación pública o la inversión privada.
  8. Si la empresa inicia su actividad y es capaz de entrar en la fase de crecimiento inicial, el nivel de riesgo percibido disminuye, al tiempo que comienza a generar ingresos y aumentan las necesidades de financiación; sin embargo, el acceso a financiación adicional externa para crecer se ve entorpecido adicionalmente porque el volumen de inversión demandado no alcanza un tamaño apetecible para el capital riesgo institucional (“equity gap”).
  9. El capital riesgo institucional no está disponible como vía de financiación para empresas en fases iniciales de desarrollo inicial y/o que buscan cantidades de capital relativamente pequeñas.
  10. Las altas des-economías de escala que experimentan los fondos de capital riesgo en los procesos de evaluación, gestión y seguimiento de operaciones pequeñas se encuentran en el origen, entre otras consideraciones, de esta disfunción en el mercado de capital riesgo institucional.
  11. Por ser demasiado pequeñas, aún no están listas para el capital riesgo formal, por lo que para captar los recursos adicionales que necesitan deben seguir confiando en la autofinanciación y, en especial, en el recurso a los diversos programas de financiación pública o en la entrada de inversores privados.
  12. Los fondos de capital riesgo institucional tienden a entrar en escena en fases más avanzadas una vez que las empresas han superado la fase de arranque y de crecimiento inicial, son más “estables”, creciendo o con unas expectativas de rápido crecimiento, y tras haber superado al menos una o dos rondas de financiación. Esta evolución proporciona el mejor escenario de oportunidad para que los fondos de capital riesgo puedan retribuir a sus inversores de acuerdo con sus expectativas.

En general, la entrada de capital externo en un proyecto innovador en una fase temprana (por la vía de inversión privada o capital riesgo formal privado, público o mixto) puede ser beneficiosa para facilitar el acceso a nueva financiación adicional, abriendo puertas por ejemplo a la financiación bancaria. De esta forma cuando la empresa tiene ventas, y genera un flujo de ingresos que pueda usarse para servir los préstamos, el acceso a la deuda bancaria puede hacerse más accesible con todas las limitaciones que determina la habitual restricción crediticia que rodea la financiación de proyectos emprendedores e innovadores.El uso del capital riesgo formal tiende a darse una vez que el equipo promotor del proyecto ha agotado la vía de las finanzas internas, los esquemas de financiación pública y la inversión privada y que, además, precede al uso de la deuda bancaria.

En resumen, desde las fases semilla y arranque hasta bien entrada la fase de expansión inicial, las EBT tenderían a dar prioridad a las finanzas “internas”, los programas públicos de financiación y comenzarían a explorar la entrada de capital externo privado (inversores privados). En las fases subsiguientes más avanzadas, desde el crecimiento rápido hacia la consolidación de la empresa, es cuando, junto con el flujo de caja interno, estaría disponible eventualmente el capital riesgo institucional, la deuda comercial y/o la deuda bancaria bajo sus diversas modalidades, y en función de las necesidades y la profundidad  de avance de la etapa de crecimiento. Finalmente en la etapa de consolidación, las empresas considerarían la salida a Bolsa.

Gráficamente se puede representar de la siguiente forma:


Como consecuencia del análisis anterior podemos identificar los siguientes agentes que participarían, en diferentes fases, en la financiación de nuestro proyecto.

1º Organizaciones y personas promotoras del proyecto

2º Inversión pública en las fases semilla y start-up

3º Inversores privados (business angels, fundaciones especializadas…)

4º Capital Riesgo Institucional

5º Entidades bancarias 

Extracto de  Inversión en Nuevas Empresas de Base Tecnológica en la Comunidad de Madrid

Otra vez acaba la semana con el mismo aspecto de tormenta cercana que no acaba de romper. Los truenos en los mercados financieros, la bolsa en caída libre (y por el camino los especuladores forrándose) y la prisma de riesgo en crecimiento (además acelerado porque los alemanes bajan la suya día a día).

Los que creemos en la acción política seguimos mirando a las notas de prensas de Consejos de Gobierno y Consejos de Ministros, esperando algo de luz en el horizonte; deseando que estos políticos dejen entrar en sus agendas las decisiones para volver a la senda del empleo. Pero no hay nada nuevo, solo esperar que en los próximos quince días llegue la reforma de la educación y la sanidad; como si por tener mayorías absolutas (reales o por ansías de venganza) pudieran cambiar de manera unilateral el modelo social y de sociedad que tanto ha costado construir.

Necesitamos decisiones de futuro ya, necesitamos decidir cuál es la visión de España y Extremadura que queremos construir, necesitamos saber a qué nos vamos a dedicar, en qué vamos a trabajar para ser (esta vez sí) un país o región de primera división. Necesitamos salir de la desesperanza.

Estamos pobres de liderazgo, nuestros políticos han olvidado de que no solo están para gestionar lo público sino también que deben trabajar el “espíritu colectivo”.

Al “lider” de mi tierra extremeña decirle que se centre en el futuro, que nos diga de una vez como es su Extremadura del siglo XXI; y que no me venga con el tema de la agroindustria; que no todos podemos trabajar en el campo.  Que deje de revisar el pasado y se centre en el futuro.

Empezaremos a salir de la crisis en 2015, según otras agencias, concienzudos gabinetes de estudios en 2016… bla, bla, bla… En los últimos años se ha hablado que mucha gente gana mucho dinero en momentos de crisis, también muchos pierden ese mismo dinero. En particular en los últimos años todos los ciudadanos estamos perdiendo mucha pasta y hay algunos que están ganando mucha.

¿Cuándo terminará todo esto, comenzará a fluir el crédito, podrán las empresas empezar a invertir –espero que con un modelo más sostenible-, y se podrá comenzar a crear riqueza y empleo, se podrá comenzar a reactivar la demanda –p.e. la cultural, educativa, etc.- y comenzaremos a quitar de nuestras conversaciones, y desterrar de nuestras cabezas la amarga sensación de desasosiego que hoy es tan común?.

Creo que mientras el chicle siga estirado y no se rompa, hay mucha gente (los mercados…esos feroces mercados) que hoy le gana el 6% en lugar del 2,5% de hace 1 año y medio, prestándole la pasta al mismo que se la prestaba hace 1 año y medio, y con cada día más “garantías” de que se la devuelvan vía reformas constitucionales…. O sea, de risa.

Estamos demostrando una extraordinaria capacidad de Resilencia, es decir, de resistir sin romper el chicle, y justo eso es lo que más le interesan a esos mercados, que el chicle no se rompa (un default no le interesa a nadie, a ver si van a tener que hacer ahora una “quita” y se fastidia todo el negocio). Por tanto, ¿la salida de este túnel negro? Creo que o hay una apuesta real por pinchar esta burbuja de negocio, mediante una respuesta sólida, seria y de final de juego (lo ha hecho la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra), o al final, nos van a bajar la prima de riesgo a base de subir el bono alemán, que ya es la siguiente jugada maestra, para que continúe la fiesta… un poquito envidio a los griegos.

Publicado en :

Knowledge+Training+Doing for Transformation